miércoles, 30 de mayo de 2018

Reseña: La Hermana Sombra, la historia de Star (3). Lucinda Riley.

la hermana sombra (las siete hermanas 3)-lucinda riley-9788401018350Título: La Hermana Sombra
Título original: The Shadow Sister
Autor(a): Lucinda Riley
Año: 2016
Género: Romántica. Drama. Familia.

Puntuación: 4'5/5



SINOPSIS

Star D'Apliese se encuentra en una encrucijada tras la repentina muerte de su padre, el misterioso millonario Pa Salt. Ha dejado a cada una de sus seis hijas una pista sobre sus orígenes, pero Star, la más enigmática de todas, tiene serias dudas sobre la necesidad de aventurarse y perder la seguridad que la estrecha relación con su hermana CeCe le brinda. A la desesperada decide seguir la pista, que la conduce a una librería antigua en Londres y al comienzo de un nuevo mundo para ella.

Hace cien años Flora MacNichol jura que nunca se casará. Se siente feliz y segura en su casa en el Lake District cerca de Beatrix Potter, a quien idolatra. Pero se ve arrastrada contra su voluntad hasta Londres, a la casa de una de las personas más influyentes de la sociedad eduardiana: Alice Keppel, la amante más famosa de Eduardo VII, el hijo mayor de la reina Victoria.
Flora se debate entre el amor apasionado y la obligación hacia su familia al mismo tiempo que se siente como un peón en juego ajeno, cuyas reglas solo conocen otros, hasta que el encuentro fortuito con un misterioso caballero le proporciona las respuestas que Flora ha estado esperando toda su vida.


RESEÑA

Después de devorar los dos primeros libros, fue algo natural continuar con el tercero. Y cumplió mis expectativas con creces siendo, si cabe, aún mejor que los dos primeros. Star se había convertido en una incógnita para mí y me ha fascinado poder conocer por fin su historia.


Las Pléyades o las Siete Hermanas
Para los que no hayáis leído los dos primeros libros, resumo de nuevo la introducción en la que se basan los siete libros de la saga. Pa Salt, como lo llaman cariñosamente sus hijas, es un enigmático multimillonario amante de la astronomía que decidió adoptar a bebés de todas las partes del mundo y nombrarlas como cada una de las estrellas de la constelación conocida como Siete Hermanas o Pléyades: Maia, Alción, Astérope, Celeno, Taygeta, Electra y Mérope. Cada cierto tiempo, Pa Salt volvía de uno de sus viajes con un nuevo bebé a su mansión en una isla escondida cerca de Ginebra. Pero la séptima hermana, Mérope, nunca apareció y se quedaron seis: Maia, Ally, Star, Cece, Tiggy y Electra.

Nuestra historia empieza con la muerte de Pa Salt y la reunión de todas las hermanas en la casa familiar. Pa Salt siempre había sido un hombre misterioso y ahora que ya no está, todas las hermanas se dan cuenta de lo poco que lo conocían en realidad y de las muchas preguntas que tienen todavía. Pero Pa Salt les tiene una sorpresa reservada en una esfera armilar: unas coordenadas y un sobre, con pistas sobre los orígenes de cada una de las hermanas.

"La esfera armilar existe desde hace miles de años. Los antiguos griegos la utilizaban para determinar la posición de las estrellas y la hora del día. Estos anillos -dijo señalando los aros dorados que rodeaban el globo- representan las líneas ecuatorial, latitudinal y longitudinal de la tierra. Y la línea meridiana, que rodea a todas las demás y tiene grabados los doce signos del zodíaco, va de norte a sur. La varilla del centro apunta directamente hacia Polaris, la Estrella del Norte."

A partir de aquí el libro se centra en la tercera hermana, Star, y en la búsqueda de su pasado a través de las indicaciones de su padre recién fallecido. Star siempre había sido una joven muy tímida y se escondía tras su hermana CeCe (la cuarta) siendo ésta la que le daba voz y voto sin permitir que Star decidiera lo más mínimo. A Star siempre se le había dado bien la palabra escrita y a CeCe la palabra hablada ya que tiene dislexia. Las dos crearon un sistema de signos, similar al que usan los sordos, para poder hablar entre ellas sin que nadie más las entendiese.
Aunque tremendamente dependiente de esta relación, Star siempre se había sentido segura tras la sombra de CeCe y no es hasta que ésta decide mudarse a Londres para estudiar en una academia de Bellas Artes y Star renuncia a ir a la Universidad que quiere para vivir con CeCe, cuando empieza a arrepentirse de no tener vida propia.



Mientras CeCe estudia, Star se queda sola en casa todo el día y un día decide seguir la pista que le dejó su padre: una localización, en una antigua librería en el centro de Londres, y un nombre, Flora MacNichol. A través del dueño de la librería, el estrafalario Orlando, y su familia, el enigmático y serio Mouse, la extravagante Marguerite y el pequeño Rory, que es sordo; Star comienza a disfrutar de su vida entre libros en la preciosa casa de campo High Weald, distanciándose de CeCe.

"Mientras me comprimía para salir del asiento trasero del Fiat, me imaginé que el interior de la vivienda sería más laberíntico que impresionante; estaba claro que no se trataba de una casa señorial, sino que más bien tenía aspecto de haber envejecido poco a poco y haberse hundido lentamente en el paisaje que la rodeaba. Hablaba de una época pasada, de unos tiempos acerca de los que me encantaba leer en los libros, así que sentí una punzada de añoranza."

Star descubre la historia de Flora MacNichol, a través de sus diarios, que vivió en Londres en la época de Eduardo VII. Por problemas familiares Flora no ha podido ejercer como debutante en la sociedad inglesa, pero esto no le importa ya que siempre ha sido una joven independiente decidida a no casarse si no es por amor. A ella le basta con sus animales, su casa de campo y escribir en su diario. Mientras su hermana pequeña es presentada en sociedad gracias a la influencia de una de sus tías, Flora se ve obligada a abandonar su casa y a vivir en Londres en casa de la famosísima (aunque Flora no lo supiera) amante de Eduardo VII, Alice Keppel. Pronto descubrirá que no la han enviado a casa de Alice para ejercer de institutriz de las niñas, sino que en realidad es una excusa para ser también presentada en sociedad y poder conseguir un marido.


Escena de "Orgullo y Prejuicio"
Durante su estancia en Londres, Flora descubrirá muchas cosas: que los convencionalismos sociales son prácticamente leyes que regulan la alta sociedad inglesa, que ella también puede enamorarse de un caballero, que prefiere sacrificar su felicidad por la de su hermana y que todas las mentiras acaban descubriéndose. Flora acabará abandonando Londres sin familia, amigos ni marido y se recluirá en una pequeña casa de campo junto a su ídolo, la escritora Beatrix Potter.


"No puedo decirte nada más para ayudarte, salvo que no tardes mucho en tomar la decisión. Resulta muy fácil acabar convenciéndose para no cambiar las circunstancias a mejor. Sobre todo cuando la perspectiva asusta. Recuerda que cada día que pasa es un día de tu futuro que pierdes."


En este tercer libro, Lucinda nos pone en situación de nuevo pero no repite toda la historia desde el principio, que en el segundo libro me aburrió sobremanera ya que era demasiado repetitivo. De nuevo la ambientación de la historia es exquisita y nos trasladamos a la Inglaterra de Eduardo VII, a su famosa amante Alice Keppel (que existió de verdad y que curiosamente fue la bisabuela de Camila Parker Bowles, la amante de Carlos príncipe de Gales, la manzana no cae lejos del árbol) y a la célebre escritora de literatura infantil Beatrix Potter.

Mientras que el primer libro se centra en el arte de la escultura y el segundo en la música, este tercer libro se centra en la literatura, otra de las SIETE bellas artes (arquitectura, danza, escultura, música, pintura, poesía o literatura y cinematografía). Parece que lo que sospechábamos de que cada libro tiene como musa un arte distinto se está convirtiendo en realidad. Me encantan los libros de Beatrix Potter, son absolutamente extraordinarios.


Peter Rabbit de Beatrix Potter
Mientras que el pasado está contado en primera persona por Star, el pasado de Flora MacNichol está contado por un narrador omnisciente y la mezcla de las dos historias alcanza un equilibrio perfecto. Ligera, tranquila, pero también excitante, Lucinda ha conseguido que me enamore de Londres, de las ridículas normas de su sociedad, de sus casas señoriales y de todos y cada uno de los personajes. Me ha encantado la evolución de Star a lo largo de la novela y aunque al principio no me caía nada bien CeCe, he llegado a comprenderla al final y estoy deseando leer el cuarto libro que trata sobre ella. Y aunque Flora se fue de Londres sin amigos ni familia, Star abandona Londres con una nueva madre y un nuevo amor en el camino.

"Ni el roble ni el ciprés crecen el uno a la sombra del otro."

Una vez más, me quedo con muchas dudas que quedan sin resolver:
¿Por qué Pa Salt adoptó a niñas de todas las partes del mundo?
¿Existe una séptima hermana?
¿Cómo llegó la pantera de Fabergé a manos de Pa Salt y de él a Star?

Espero que el cuarto libro sea al menos tan bueno como esté, que de momento es mi favorito. Y es que no es nada fácil mantener la emoción y la ilusión a lo largo de más de casi 600 páginas y hacerlo en nada más y nada menos que siete libros.
Desafortunadamente después de este cuarto libro, que acaba de publicarse, me tocará esperar un año (o más, quién sabe) para poder continuar con esta maravillosa saga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario